SOBRE DIAGNÓSTICOS DIFERENCIALES EN SALUD MENTAL FORENSE

A PROPÓSITO DE UN CASO

Lic. Mara E. Barrionuevo: Perito Forense Oficial, Lic. en Psicología. Cuerpo Interdisciplinario Forense. Catamarca.Diplomatura en Neurociencia Clínica aplicada al estudio de los Trastornos de la Personalidad y Psicopatías SATP 2020.

El Diagnostico Diferencial Interdisciplinario en Salud Mental se realiza utilizando diferentes técnicas complementarias y metodologías que apuntan a definir la presencia ó no de algún Trastorno en la Personalidad de los Sujetos a fin de planificar su tratamiento y pronostico. En éste sentido el método Experimental es el más empleado en el que se usan mediciones biológicas incluida la respuesta a tratamientos farmacológicos.

La Entrevista clínica es la Técnica por excelencia que permite el encuentro entre personas en situación de consulta, donde el Profesional investiga sobre la historia y semiología de síntomas que podrían definir un cierto trastorno. Esa Anamnesis es fundamental para poder planificar la acción siguiente.

En éste sentido se analiza el posible desencadenante de síntomas, la causa, la duración, su relación con enfermedades orgánicas (comorbilidades) capacidad reflexiva del sujeto-paciente, su contexto familiar, social, económico, etc.

En este sentido discriminar síntomas nos permite describir cuadros como la Psicosis definida como un grupo de enfermedades que además esta estigmatizada socialmente agravando la reinserción social y laboral de las personas que la padecen. Afecta a más del 3% de la población , en general de mayor frecuencia entre los 15 a 35 años de edad en ambos sexos.

Los síntomas frecuentes son: afecto cambiante, no reconocimiento del cuerpo, agitación, alteración de la identidad, excitaciones sexuales, dolores corporales, alucinaciones, alteración del criterio de realidad. Posible alteración y retraso en aéreas infantiles. Desorganización de pensamiento y afecto.

Mencionamos como una de ellas a la Catatonia y Demencia precoz.

Esquizofrenias: patología mental cuyos síntomas frecuentes son trastornos alucinatorios, afectividad alterada, autismo, trastorno de atención y de la voluntad.

Podemos ver además Trastornos Bipolares y Ciclotímicos, cuyo inicio se da en infancia, adolescencia y adultez. Existen factores genéticos, psicológicos y sociales predisponentes con un estimulo psicosocial estresante.

Puede expresarse como Manía, Hipermania, Episodio mixto y Depresiones bipolares, siendo necesario al menos la presencia de uno de estos síntomas para aplicar al diagnostico en cuestión.

Depresión Unipolar y otras depresiones se caracterizan por una tristeza patológica, de inicio en edad adulta, con mayor frecuencia en mujeres. Suele aparecer un factor estresante sumado a ciertos rasgos de Personalidad y dificultad en los mecanismos de afrontamiento. Podrían estar presentes también predisposiciones genéticas, vivencias de futuro sombrío, desanimo, desesperanza, menor atención y concentración, abulia, apatía, falta de iniciativa, trastornos del sueño, y apetito, riesgo suicida. Síntomas que deberán estar presentes al menos por dos semanas para diagnosticar este trastorno.

CASO M:

En relación a este proceso diagnostico desarrollare un caso clínico-forense cuya intervención fue solicitada por la Fiscalía de Instrucción de turno en función de una denuncia contra un tercero por supuesto Abuso Sexual.

Los Puntos de pericia solicitados fueron:

Características de Personalidad; Si ante el hecho que se investiga es posible determinar indicadores compatibles con vivencias abusivas en la persona de la pericia; Si el hecho investigado produjo Daño en su psiquismo; Como se presenta el relato en relación al hecho?; Y Todo otro dato de interés para la causa.

M de 29 años de edad, soltera, madre de un hijo de 11 años, no deseado y cuya maternidad no había tenido una evolución hacia sentimientos de cuidado y afecto. Presenta diferentes niveles universitarios de formación y espacios laborales transitorios, cuyos vínculos primarios disfuncionales generaron importantes carencias afectivas y de contención en ella, con vínculos hostiles hacia sus progenitores y hermanos (2) Se presenta al proceso pericial sola, con un ánimo sombrío, relato de tipo monocorde y verbalizando que no volvería si fuera citada nuevamente; situación por la cual el desafío era obtener la mayor cantidad de datos sin revictimizarla para responder a lo solicitado en Oficio. La impresión era la de estar frente a una persona “arrasada psíquica y afectivamente”. Como si sus anclajes a la vida estuvieran agonizando en el ultimo nivel, en modo automático.

Las características de personalidad respondían a la de una Depresión en curso y sin Asistencia psiquiátrica ni psicológica en el marco de sin contención familiar. Su historia estaba estructurada por importantes dolores psíquicos y carencias afectivas de larga data incluyendo dificultades económicas actuales.

De su historia vital se desprenden dificultades de apego, baja autoestima, conductas autodestructivas, fallas en los mecanismos saludables de afrontamiento de conflictos, ausencia de mirada de futuro y planificación, dificultades en su esquema corporal con trastornos alimentarios (anorexia) y prácticas sexuales de riesgo (asfixias, ingestas de tóxicos, alcohol, violencia), riesgo suicida y elección de vínculos de pareja hostiles, experiencias sexuales compatibles con perversión.

Todo ello en el marco de abandono de su función materna y medidas de auto cuidados, cuyo hijo quedo al resguardo del progenitor y solo con un vinculo cercano familiar de cierta continuidad como soporte afectivo acorde ella lo permitía, con uno de sus hermanos. Aislamiento social, alejamiento laboral en progreso. Su estado cognitivo era lucido, orientado en tiempo y espacio, con adecuada noción situacional y nivel imaginario esperado acorde edad cronológica y nivel de instrucción.

Sin angustia en llanto, con un relato monocorde, sin variación en la temática, de afectividad plana. No presentaba al momento del examen un pensamiento crítico saludable, ni posibilidad reflexiva y dirección de sus acciones, por lo que al finalizar la Pericia se dio inmediata notificación a la Fiscalía a fin de arbitrar medidas de protección psíquica de la entrevistada. M ,se fue sin que pudiéramos localizarla, todo siguió en la burocracia de los procesos de instrucción de Fiscalías desbordadas y despersonalizadas para luego reaparecer a los tres días, muerta en su departamento por Ahorcamiento, suicidio.

Este caso, como tantos que transitan los pasillos de Tribunales, nos interpela como Agentes de Salud Mental en el ámbito Forense, tanto en nuestra formación como en la posibilidad diagnostica en el tiempo jurídico que en general es breve para luego poder emitir nuestra pericia. Aunque no son vinculantes nuestros informes, no dejan de pesar en nuestra contratransferencia, estimulo al que también debemos estar atentos para nuestros cuidados.

M podría no haberse suicidado?, debimos intervenir de otra manera?, fuimos alguien que podríamos haber cambiado su accionar?, tantas preguntas sin respuesta, M sufría mucho, tanto que ya parecía casi no sentir, “arrasada”, en modo automático. Que recursos hacen que la vida prime sobre la muerte?, en M..casi no había…solo la nada misma y de mi lado? la impotencia de ser un observador de la muerte anunciada.

“En la práctica diaria la evaluación de la posibilidad de un suicidio no es precisa. Sus factores de riesgo son comunes en la población.

La combinación de estos factores puede ser más importante que las características individuales para, determinar resultados. Los factores de riesgo para suicidio y autoagresión pueden varias en cortos periodos de tiempo(por ejemplo por eventos de la vida, fluctuaciones en el humor, alcoholismo).

A pesar de estas limitaciones, la evaluación del riesgo suicida puede salvar una vida cuando se acompaña de acciones clínicas”…(Evaluación del riesgo de suicidio y autolesión en adultos IntraMed)