Maltrato Infantil y Violencia de Genero: Dos caras de la misma moneda (Parte III): Diagnósticos

Trabajo Final del Máster malos tratos y violencia de género, de UNED, España, de la Licenciada Mariana Graña

Estos síntomas observables, entonces, no se corresponden con un único diagnostico incluido en el DSM-V1, siendo únicamente el TEPT (trastorno por estrés postraumático) el que más se asemeja a estos cuadros, que incluyen todas las áreas afectadas de la vida de los niños.

Se recuerda que el compendio de los trastornos mentales, desarrollado por la Asociación Americana de Psiquiatría es simplemente descriptiva. La característica fundamental es de ser a teórico, sin que se conozca la etiología o las causas de esos trastornos que enumera.

Esta forma si bien es la única forma de unificación de criterios diagnósticos, al menos dentro de la República Argentina, contribuye a invisibilizar las razones por las cuales los seres humanos enferman y deterioran su salud mental. Por suerte hay investigaciones, que, a partir de la clínica médica y psicológica, dan cuenta de la traumatización grave y como se hace presente en las personas.

Entre ellos, los adelantos realizados por Bessel Van der Kolk2 han venido a profundizar la fenomenología de lo que observamos clínicamente: DESNOS. Esta categoría, si bien fue trabajada y evaluada, a fin de ser incluida en la edición V del mencionado manual, no fue incluida. Esta categoría, también conocida como TEPT Complejo, nos da una mirada amplia, completa e integral de lo que sucede con un niño que ha estado expuesto de manera continuada a trauma interpersonal.

El autor describe, al igual que Judith Herman3 las áreas afectadas del paciente, encontrándose entonces una gran comorbilidad con todo el espectro de diagnósticos utilizados de forma cotidiana, que a la vez genera que se pierda la especificidad sobre la etiología y la fuente de trauma interpersonal:

  1. Alteración en la regulación de emociones e impulsos. A. Regulación emocional B. Modulación de la ira C. Conductas autodestructivas D. Preocupaciones suicidas E. Dificultad para implicarse en relaciones sexuales F. Correr riesgos excesivos
  2. Alteraciones de la atención o de la conciencia A. Amnesia B. Episodios transitorios de disociación y despersonalización.
  3. Somatización A. Sistema digestivo B. Dolor crónico C. Síntomas cardiopulmonares D. Síntomas conversivos E. Síntomas sexuales
  4. Alteraciones en la autopercepción. A. Sentimiento de ineficiencia B. Sensación de daño permanente C. Culpa y responsabilidad D. Vergüenza E. Nadie puede entenderme F. Minimización
  5. Alteración en la percepción del perpetrador A. Adopción de creencias distorsionadas B. Idealización del perpetrador C. Preocupación por hacer daño al perpetrador
  6. Alteración en las relaciones con los demás. A. Incapacidad para confiar B. Re-victimización C. Victimización de otros
  7. Alteración en los sistemas de significado A. Desesperación y desesperanza B. Perdida de creencias previamente arraigadas

Obsérvese los criterios que fueron finalmente incluidos en el DSM-V, dentro de la categoría del Trastorno por Stress Postraumatico:

  1. Exposición a la muerte, lesión grave o violencia sexual, ya sea real o amenaza, en una o más de las formas siguientes:
  1. Experiencia directa del suceso traumático o presencia directa del suceso ocurrido a otros
  2. Conocimiento de que el suceso traumático ha ocurrido a un familiar próximo o a un amigo íntimo. En los casos de amenaza o realidad de muerte de un familiar o amigo, el seceso ha de haber sido violento o accidental.
  3. Exposición repetida o extrema a detalles repulsivos del suceso traumático (Valido por medios electrónicos)
  1. Presencia de uno o más de los síntomas de intrusión siguientes asociados al suceso traumático que comienzan después del evento traumático:

1. Recuerdos angustiosos recurrentes, involuntarios e intrusivos del suceso traumático. Nota: en los niños pequeños esto puede expresarse en juegos repetitivos donde aparecen temas o aspectos característicos del trauma

2. Sueños angustiosos recurrentes sobre el acontecimiento, que producen malestar, o el afecto del sueño está relacionado con el suceso. Nota: en los niños puede haber sueños terroríficos de contenido irreconocible.

3. Reacciones disociativas en las que el sujeto siente o actúa como si se repitiera el suceso traumático. Flashbacks. Re experimentación Nota: los niños pequeños pueden escenificar el acontecimiento traumático específico. Juego Traumático.

4. Malestar psicológico intenso al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático

5. Respuestas fisiológicas al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático.

C. Evitación persistente de estímulos asociados al trauma y embotamiento de la reactividad general del individuo (ausente antes del trauma), tal y como indican tres (o más) de los siguientes síntomas:

1. Esfuerzos para evitar pensamientos, sentimientos o conversaciones sobre el suceso traumático

2. Esfuerzos para evitar actividades, lugares o personas que motivan recuerdos del trauma

D. Alteraciones negativas cognitivas y del estado de ánimo asociadas al suceso traumático, que comienzan o empeoran después del suceso traumático, como se pone de manifiesto por dos o más de las siguientes características:

1. Incapacidad para recordar un aspecto importante del trauma

2. Reducción acusada del interés o la participación en actividades significativas

3. Sensación de desapego o enajenación frente a los demás

4. Restricción de la vida afectiva (p. Ej., incapacidad para tener sentimientos de amor)

5. Sensación de un futuro desolador (p. Ej., no espera obtener un empleo, casarse, formar una familia o, en definitiva, llevar una vida normal)

6. Sentimiento de desapego o extrañamiento de los demás

7. Incapacidad persistente de experimentar emociones positivas

E. Alteración importante de la alerta y reactividad asociada al suceso traumático, que comienza o empeora después del suceso traumático, como se pone de manifiesto por dos o más de las siguientes características:

1. Comportamiento irritable y arrebatos de furia que se expresan como agresión hacia personas u objetos

2.Comportamiento imprudente o autodestructivo

3.Hipervigilancia

4.Respuestas de sobresalto exagerada

5. Problemas de concentración

6. Alteraciones del sueño

F. Duración de la alteración de más de un mes

G. La alteración causa malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral u otras áreas

H. La alteración no se puede atribuir a los efectos de una sustancia o afección médica.

D. Síntomas persistentes de aumento de la activación (arousal) (ausente antes del trauma), tal y como indican dos (o más) de los siguientes síntomas:

1. Dificultades para conciliar y mantener el sueño

2. Irritabilidad o ataques de ira

3. Dificultades para concentrarse

4. Hipervigilancia

5. Respuestas exageradas de sobresalto

E. Estas alteraciones (síntomas de los Criterios B, C y D) se prolongan más de 1 mes

F. Estas alteraciones provocan malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo

1 DSM – 5 “Manual Diagnostico y Estadístico de los trastornos mentales” 5ta Edición. American Psychiatric Association. Editorial Médica Panamericana.

2 Bessel A. van der Kolk, Susan Roth, David Pelcovitz,Susanne Sunday and Joseph Spinazzola – 2005 “Trastornos de Estrés Extremo (DESNOS): La Base Empírica de una Adaptación Compleja al Trauma” Journal of Traumatic Stress, Vol. 18, No. 5, pp. 389–399.

3 Judith Herman Herman, Judith “Trauma y Recuperación” Editorial Espasa Calpe.

Julian D. Ford y Christine A. Courtois Traducción: Lic. Mariana Graña (Argentina – Abril 2018 – Reconocimiento por el aporte a la comunidad latino parlante otorgado por ISSTD – 2.019) de “Treating Complex Traumatic Stress Disorders in Children and Adolescents”