PSICOPATÍA INSTITUCIONAL Y DERECHO LABORAL

Autores: Dr. Iribarne Delbene, Nicolás Aaron. Abogado Laboral. Mgtr. Amaya, María Fernanda. MBA. APM. Exp. Unv. en Psicopatología Criminal

PARTE 1ªIntroducción al análisis general de las Licencias Prolongadas en el ámbito laboral.

Un enfoque interdisciplinario sobre el incremento de Licencias Prolongadas basadas en el Art 208 Ley De Contrato De Trabajo, en el ámbito laboral; los motivos de quienes ejercen cargos de poder, como así también las consecuencias para la salud del entorno.

Pensar en el sufrimiento de los trabajadores en términos de licencias prolongadas producidas por “excesos laborales”, en términos de lo cotidiano, de una jornada laboral es algo hasta común.

En el seno de la sociedad está hasta normalizado este principio, justificado por la necesidad, aceptación de una condición o sufrimiento en pos de términos temporales, y hasta con ribetes políticos; con la esperanza que con el paso del tiempo mejore la situación o las condiciones cambien.

En términos generales ésta empieza con la licencia prolongada, regulada por el Art. 208 LCT y termina en la desvinculación, sea por despido sin causa, o por hacer uso de la opción de injuria del empleado y el posterior despido indirecto, como solución monetarista, económica, de impunidad…, al flagelo que la mayoría de los colaboradores padece.

Dado el panorama desde las ciencias jurídicas encontramos la solución desde el distracto, la posición de la Ley De Contrato de Trabajo es que ciertos elementos pueden considerar la injuria laboral y con ella el trabajador queda habilitado para obtener una reparación económica o indemnización en los tribunales. Sin embargo, no incluye en ningún supuesto, el deterioro de la salud en general y particularmente la salud mental quedando en las manos de la órbita sindical quien media entre el trabajador y la empresa.

El inconveniente aquí se presenta en que una gran cantidad de trabajadores no están sindicalizados, por lo cual la “ficción” de la Ley, que data del año 1974, la situación económica de pleno empleo y amplia sindicalización, carece entonces de una solución intermedia a favor del cuidado de la salud del trabajador, que debería ser lo más relevante, entonces surgen cuestionamientos: ¿El trabajo es Salud?, como repetían las generaciones pasadas, ¿El trabajo favorece la Salud?, como lo más aceptable, o ¿Nos quita la Salud?, y en qué términos o criterios podemos decir o afirmar esto.

El sentido de lo escrito a continuación, contiene cuestiones inquietantes como las nulas estadísticas por ramos o por empresas, de hecho, son muy pocas las que realizan algún tipo de encuesta al momento de la desvinculación independientemente del motivo. Es aquí donde tratamos de abordar, desde un marco legal (si existiese) sobre la salud mental en especial.

Las encuestas referidas a tipos de enfermedades, causas y sus motivos, están reservadas. Se podría inferir que por la responsabilidad que les acaecerían los resultados de las mismas.

Por tales afirmaciones basadas en la parcialidad de los datos, o tal vez casos que puedan recibir los Estudios Jurídicos Laboralistas, o consultas a Médicos Especializados, pueden llevarnos a algún tipo de conclusión desde una mirada parcial.

Estas aproximaciones tienen puntos de partidas, importantes, que son ¿quiénes son los que se “animan” a consultar a una ciencia especialista? Y ¿quiénes son los trabajadores que “acceden” a un abogado laboral? Y aquí lo importante serían, por un lado, los muy calificados, de puestos jerárquicos en general arreglan sus asuntos en privado y a puertas cerradas, es extraño que más allá de una consulta, un abogado laboral se involucre en un caso así; digamos que son remotos, por tal debemos asumir que sus conflictos no existen o que por cuestiones sociales o culturales no salen a la luz; por otro lado tenemos los que por una cuestión también socioeconómica, temor o desconocimiento, no llegan a un letrado, a un médico especialista, u organizaciones para tal fin, generalmente por falta de recursos, ya que no conocen sus derechos, no reconocen su problema o no saben cómo solucionarlo, ya que puede acabar en un despido, en una renuncia, ausentismo, como las soluciones más comunes.

Dentro del grupo que podríamos estudiar, mayormente son colaboradores con algo de calificación, media calificación o media alta calificación, siendo mas concreto, trabajadores de pymes (comercios generales, comercios gastronómicos, trabajadores de grandes empresas con puestos iniciales, a medios o hasta algún jefe o gerente) por parte de personalidades que tienen o ejercen poder, a modo enunciativo, lo que abordaremos en la Parte 2ª de este enfoque.

Como decíamos, estos trabajadores en su mayoría tienen diversas experiencias en sus trabajos, o rangos, y el puntualizar sobre el distracto puede ser variado. Ahora bien, qué motivos lleva al trabajador a tomarse una licencia comprendida en el Art. 208 LCT, y por qué lo relacionamos con el distracto, a fin de cuentas.

El universo de posibilidades es amplio, es tan amplio que en vez de denominarlo “Licencia Prolongada”, comúnmente las denomina “Licencias Psiquiátricas”, u otro motivo, dicen licencia por “el motivo” y tema resuelto, en el mundo laboral que se denomine de esa forma nos dé a pensar que su incidencia es mayoritaria o cuando menos importante.

Como experiencia, la gran mayoría de los trabajadores que consultan, independientemente del grado de conflicto que estén dispuestos a asumir, situación que se dé con el accionar letrado, galeno del empleador, sufren un grado de maltrato “Mobbing” manifiesto. En la mayoría de los casos se justifica envío de cartas documentos, intervención de especialistas en salud mental, inicio de causas penales, entre otros, a los involucrados

En este sentido los empleados optan por las opciones que la ley les permite, y sobre la tolerancia de sus condiciones de salud mental.

Por lo menos la mitad deciden renunciar, acabar con la situación y buscar una reparación económica. Situación que termina generando que la enfermedad que se produjo por situaciones laborativas, quede a cuestas y deben resolverlo por ellos mismos, quedando desamparados en términos de salud pública, a veces desconociendo la existencia de organismos gubernamentales o no gubernamentales, organizaciones sin fines de lucro que participan activamente atendiendo estos casos desde la salud, la investigación y la docencia.

Otro grupo, en términos de salud hace uso de lo que por ley le corresponde que es la licencia prolongada por diagnostico relacionados a algunos trastornos psiquiátricos y que muchas veces estos son variados, como los de Ansiedad, de Pánico, de Angustia, por Estrés laboral…, y se toman el tiempo legalmente correspondiente. Una gran parte luego de eso es despedida y en otra medida los suicidios, caso muy famoso en el 2019 fue el de TELECOM FRANCIA: La Cultura del Suicidio.

En cambio, si el despido se da por condición de la patología se agrava ya que puede ser considerado discriminatorio.

Así las cosas, la solución, parece siempre ir en una dirección, existen empresas (personas o grupo de personas) que toman “sin empatía”, y a modo de “castigo” se los “recalifican” para cumplir nuevas tareas, por debajo de sus condiciones o capacidades iniciales por las que fueron contratados, provocando nuevos trastornos, empeorando los existentes de modo tal que empieza un ciclo nuevamente circular de nunca acabar.

Si los responsables invisibilizan la información, las autoridades de control no consiguen los datos para correr el velo y hacer algo al respecto las soluciones o alternativas para la mayoría, terminan siendo el camino de un trabajador ya enfermo, con secuelas, librados a su suerte; mientras no se estudie interdisciplinarmente, desde ciencias integrativas, a las personalidades de poder en estos ámbitos, y a sus víctimas, el panorama futuro no es nada alentador. Por ello, en la Parte 2ª de este análisis, abordaremos, la Psicopatía Institucional, siendo esta primera parte una aproximación interdisciplinar con las Ciencias Jurídicas.

BIBLIOGRAFÍA GENERAL:

GRISOLIA, Julio A., AHAUD, Ernesto J. Ley de Contrato de Trabajo. Comentada, 9ª edición, Editorial Estudio. 2020

GRISOLIA, Julio A., Manual de derecho Laboral. Revisada y actualizada, Editorial Abeldo Perrot. 2019

JÀUREGUI BALENCIAGA, Inmaculada. Psicopatía: Pandemia de la Modernidad, 3 volumen, Editorial Nómadas. 2008

Web: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-48951043

WIGODSKI, Teodoro. Sobre el Oportunismo en los Negocios: Del Legítimo Beneficio a la Kairospatìa, 1ª versión, Editorial JC Sáez. 2018