Emoción y cerebro

El cerebro sólo aprende si hay emoción.

Aprender y memorizar, en su esencia, es hacer asociaciones de eventos que producen cambios en las neuronas y sus contactos con otras neuronas en redes que se extienden a lo largo de muchas áreas del cerebro.

Esos cambios van siendo el resultado de lo que se aprende y memoriza durante toda la vida. Sin duda, esos procesos son más eficientes en las primeras edades. La esencia y la eficiencia del aprendizaje y de la memoria que modifica el cerebro, reside en esa energía cerebral que llamamos emoción.

Hay sistemas cerebrales que determinan al sujeto a experimentar emoción. La experiencia consciente de las emociones es propiedad global de la persona (o de un animal), pero los mecanismos en cuya virtud se produce no poseen en sí mismos esa propiedad.

El desarrollo de las emociones implica una interacción sutil entre genes y entorno, entre mecanismos programados de forma innata y asociaciones aprendidas. Conductas innatas como la sonrisa se dan incluso en recién nacidos o se expresan en sueños. Con tiempo y aprendizaje, pasan a ser incorporadas en expresiones plenamente manifestadas. Nada tiene de extraño que uno de los aspectos de la emoción que se ha estudiado con mayor intensidad sea su expresión facial.

Los recuerdo buenos y malos tal como los percibimos quedan guardados en un área de la memoria, se entretejen con cada vivencia, cada momento de nuestra vida.

Para ejemplificar el olor a azares del jardín de la abuela, en las tardes de sol, el sonido del viento en las noches de tormenta. Momentos de angustia, de pérdidas irreparables que se activan al mirar una película, escuchar una canción o el recuerdo de una historia de abandono vivido que hoy nos ata a una relación tóxica.

Para aprender es necesario recurrir a esos recuerdos cargados de emoción, allí tanto en los buenos como en los malos recuerdos es donde queda acuñado para siempre el aprendizaje.

Emoción y Cerebro

Dra. Patricia Rosana Raimundo
Especialista en Psiquiatría y psicología clínica-Legista
Magister en neuropsicofarmacología
MP 62951 MN 158.734