El Perfil Psicológico Criminal de un Groomer

De Pederastia Digital y Abusos a la carta.

Recuerdo a mi madre decirme cuando era niña “No aceptes caramelos de extraños”, “No hables con los extraños”, “Del colegio a casa” todo ello por miedo a que en la puerta del colegio o en el camino me topara con alguno de esos adultos extraños que hoy parecen haber casi desaparecido ¿Han desaparecido o se trasladaron a otros lugares? Eran extraños pero aun así podíamos ver sus rostros o podíamos sacar alguna idea aproximada sobre su edad, la era de Internet a esos extraños sin embargo les ha brindado un ventajoso anonimato y amparados en el se dedican a quebrar las mentes de los mas vulnerables, con un sinfin de estrategias sofisticadas que se adaptan según la características de cada víctima en particular alrededor del mundo. Es que no hay lugar lo suficientemente seguro para ellos y esta es nuestra deuda con la infancia.

¿Pero quienes son esos extraños? No seria posible avanzar hacia ello sin antes explicar algunas diferencias sumamente necesarias en virtud que algún sector importante de la sociedad y algunos medios de comunicación recaen en un error recurrente al utilizar la pedofilia como sinónimo de la pederastia.

En primera instancia debemos decir que cuando se utiliza el término pedófilos refiriéndose generalmente a varones, debemos comprender que el autor del delito también puede ser una mujer y que pedofilia no es pederastia, los pedófilos poseen un trastorno psicosexual, sienten atracción sexual por niños, niñas y adolescentes pero no traspasan la barrera de la fantasía, ahora si esos pedófilos decidieran retroalimentar esas fantasías teniendo en su poder M.A.S.I (Material de abuso sexual contra las infancias o Material de Explotación Sexual Contra las Infancias) estarán cometiendo un delito tipificado por nuestro Código Penal Argentino, Art. 128 CP. Como también si decidieran contactar a un niño, niña y adolescente con el objetivo de menoscabar de cualquier forma su integridad sexual, estarán cometiendo el Grooming un delito penal tipificado en el Art. 131 del Código Penal Argentino. Por lo tanto, los pederastas poseen una desviación sexual al igual que los pedófilos pero deciden traspasar la barrera de la fantasía llegando a cometer el delito de abuso sexual en forma física o través de Internet, ya que se considera al Grooming como otra forma de abuso sexual contra las infancias y acorde al perfil psicológico criminal del groomer que tengamos enfrente su personalidad, motivación y agresividad, podría incluso llegar al homicidio o femicidio. Por lo cual se recomienda emplear pedofilia para hacer referencia a la atracción sexual hacia los niños, niñas y adolescentes y reservar pederastia para los abusos sexuales cometidos contra ellos.

En consecuencia, sabemos que el 85% de los abusos sexuales con contacto físico contra NNA son cometidos por personas del entorno familiar ¿Pero el acoso y abuso sexual contra las infancias y adolescencias a través de Internet quienes los cometen?

Recordemos que el delito de Grooming es un delito sexual complejo, en algunos casos iniciador, ya que muchas veces el delito de grooming también aparece acompañado de otros delitos, como producción, distribución, tenencia, comercialización de material de abuso sexual contra las infancias (la mal llamada pornografía infantil) sextorsión, amenazas, lesiones, abuso sexual, femicidio u homicidio como ya lo mencionara anteriormente. En igual forma que no solo opera dentro de un mundo digital, éste  puede ejecutarse en una o dos fases, hablamos de una “Fase digital” y otra “Fase  Presencial” lo que inicialmente comenzó dentro del universo digital puede o no trasladarse al mundo físico, por lo que también recomiendo utilizar una terminología adecuada para referirnos al mundo digital como al mundo físico, eludiendo en lo posible hacer referencia alguna a la “virtualidad” ya que se suele pensar erróneamente que por ser virtual, no es real y lo que sucede en el universo digital es tan real e insostenible para la fragilidad mental de los más vulnerables como aquello que sucede en el mundo físico, siendo sometidos a un estímulo estresante ,amenazante, provocando un miedo aterrador, ocasionando diferentes respuesta comportamientos propios del estrés, la lucha y la huida que dependiendo del estado psicológico y del contexto en el que surgen las señales de peligro el daño podría ser irreparable. Sin dejar de mencionar de igual importancia que la modalidad de abordaje en el Grooming puede darse tanto en forma individual como en forma Grupal lo que he denominado Grooming en Manada Digital o Grooming grupal, la cual explicare más adelante.

Por estas razones, he clasificado según mi investigación de mas de 120 individuos masculinos autores responsables del delito de Grooming como Coordinadora del área de Criminología y Criminalística de la ONG GROOMING ARGENTINA, presidida por el Dr. Hernán Navarro, a los Groomers en cuatro categorías en base al estudio de algunas variables: utilización de su verdadera identidad, valerse de amenazas, explotación sexual con fines económicos, estilo de comunicación, contacto on line con otros Groomers, escalada en el delito, interés por conocer a la victima en persona, concreción a fase presencial, tipo y forma de abuso. Los cuatro tipos de Groomers encontrados y subtipos son los siguientes: Groomer Pederasta Digital, puede ser en forma individual o Grooming en manada digital (grupal) Groomer Pederasta, Groomer Cazador, Groomer Depredador, Groomer Sugar Daddy / Sugar Momma.

Por ello he advertido hace un tiempo sobre la existencia de un nuevo delincuente sexual en Internet al que he denominado el Pederasta Digital en el año 2018, siendo una de sus formas de abordaje con un claro crecimiento exponencial, el Grooming en manda digital o Grooming cometido en forma grupal.

El Pederasta Digital: Adulto que acosa y abusa sexualmente a través de Internet a niños, niñas y adolescentes, sus acciones se encuentran dirigidas a una multiplicidad de víctimas, observando que dentro de ésa multiplicidad de víctimas acosadas y abusadas digitalmente en forma simultáneo, más del 30% de ellas serán conocidas de la víctima originaria o denunciante, quiere decir que el groomer ira tras el entorno de la víctima originaria, amigas de Internet, compañeras del colegio, del club deportivo y a diferencia de lo que se cree y se conoce hasta acá, este delincuente sexual no despliega ningún tipo artilugio de seducción o maniobra para conquistar al niño ,niña y adolescente ya que no posee ningún interés por conocer a la víctima en persona. La forma de abordaje puede darse en forma Individual o grupal, es impaciente, quiere todo ya, sumamente demandante, posee material de abuso sexual contra las infancias y el tamaño de los archivos almacenados suele ser abundante, pueden financiar, ofrecer, comercializar, publicar, facilitar, divulgar o distribuir ese material de extrema dureza. Su comportamiento habitual se vuelve una obsesión compulsiva, impulsivos, rasgos psicopáticos, no posee baja autoestima, por el contrario los hacen sentir únicos, especiales, aquí el abuso tiene que ver con la expresión de poder y dominio, su conversación se sexualizara rápidamente, el pedido de imágenes como de envíos se realizara de manera veloz y repentino, su forma de comunicación será notablemente agresiva éste tipo es el más agresivo a la hora de comunicar lo que desea para lograr sus apetencias sexuales, el lenguaje a utilizar serán amenazas, insultos, descalificaciones. Podrían exhibir ciertos patrones adaptativos y adictivos al consumo de material de abuso sexual contra las infancias como al mismo medio del cual lo obtienen y continuar participando en la actividad a pesar de sus riesgos potenciales. Poseen contacto permanente con otros pederastas digitales, groomers generando una relación estrecha de contención entre los mismos delincuentes sexuales mediante diferentes grupos de WSP o Facebook, no sólo con el objetivo de conseguir una mayor cantidad de material de M.A.S.I, sino de realizar el acoso y abuso sexual en “manada digital” un grupo de groomers sometiendo sistemáticamente a una o varias víctimas a la vez ,con el objetivo que la o las víctimas sientan que no tienen escapatoria, incluso llegando a disfrutar más del control ,poderío y sometimiento ejercido hacia la víctima que el mismo envío del material solicitado.

Pueden ser desconocidos de las víctimas como ser allegados a ellos o de sus familias, pueden o no utilizar su verdadera personalidad lo cual no implica que se harán pasar necesariamente por otro niño, niña y adolescente, puede utilizar incluso otro género en esa identidad digital falsa a utilizar. Las características del M.A.S.I solicitado será cada vez más oscuro, duro y perverso, en cuanto a que se observa que el abuso se adapta a la solicitud del abusador, otro groomer solicitante del M.A.S.I que brinda características especificas que deben poseer no solo las víctimas sino las situaciones a las que pretenden someter a los niños, una especie de abuso dirigido a control remoto para obtener un MASI aun más perverso, en algunos países se conoce como abusos a la carta. Su zona de anclaje no tendrá relación alguna con la zona de residencia de la víctima, podría vivir en otro país como vivir en la misma localidad, por lo que poder comprender si un groomer tiene por intención conocer a la víctima en persona o no, nos podría arrojar una diferencia sustancial entre el resultado vida o muerte de un inocente.

En conclusión es interesante destacar como nos encontramos por un lado, con una niñez y adolescencia que mientras experimenta la falta de herramientas para diferenciar la vida digital de la vida física tal cual la conocemos en contraposición con las formas y métodos tradicionales de captación que han ido mutando a través del tiempo, observando como los criminales se amoldan a la cultura de su época que les toca vivir: Jack el destripador escribía en un muro en la calle, Unabomber enviaba cartas y algunos pederastas y pedófilos de la era anterior a Internet hoy se sirven de ella para llevar a cabo sus actos criminales. Con las TIC todo avanza incluso la delincuencia.