El mal llamado Groomer

Un verdadero groomer en acción

Cuando caemos en una excesiva utilización de anglicismos, estos pueden llevarnos a caminos equivocados. La oración podría comenzar con: Según la Real Academia Española, pero no es el caso, la definición de groomer no figura en el diccionario de la Real Academia Española (RAE) incluso groomer, es un término americano que se traduce como “preparar, arreglar, cepillar”. Es decir,  se utiliza para hacer referencia a un peluquero canino, peinador o estilista de mascotas, quien procura cuidados de peluquería y estéticos a los perros. Con lo cual, durante algunos años, hemos incurrido en ciertos errores al denominar groomer a un tipo de agresor sexual de niños y adolescentes. Este error viene dado debido a la mala utilización de otro anglicismo como Grooming, definición que tampoco figura en el diccionario de la Real Academia Española (RAE) término que se adoptó para definir un tipo de conducta dolosa contra NNyA (acciones intencionales) descripta por algunos profesionales o medios de comunicación, como conductas de acercamiento con el fin de cometer una serie de acciones emprendidas por adultos, primer error dentro del concepto, ya que los victimarios también podrían resultar ser otros adolescentes. A través de Internet, con el objetivo deliberado de ganarse la amistad, siguiendo con esta distorsión del concepto, se podría decir que es erróneo debido a que no todos los tipos de victimarios de este delito, pretenden una vinculación amistosa con la víctima. Lo que me lleva a reflexionar sobre lo distorsionado que tenemos ciertos conceptos y denominaciones que venimos arrastrando de épocas pasadas, con lo cual solo estamos fortaleciendo y perpetrando nuestras propias equivocaciones, todo ello debido a la falta de utilización no solo de nuestra propia lengua madre, la española, sino también a ciertos vacíos de conocimiento y profundización de los temas, ya que un compromiso real con la niñez, es la disminución de la generalidad, como según se pronunciara el Psiquiatra Pablo Malo, la comodidad dentro de la complejidad, ya que quien no profundiza se queda en el punto de partida.

Esta errónea utilización y fanatismo por los anglicismos, nos marca una clara distorsión de conceptos que deberían ser cuidadosamente tratados en función que hablamos de la seguridad e integridad sexual de las infancias y adolescencias, por lo que las palabras son relevantes en estos temas, es por ello que como sostienen algunos autores destacados, nosotros como investigadoras como bien afirma, debemos romper los conceptos en dimensiones, estos deben ser desmembrados y nosotras entonces definiremos si utilizaremos las teorías previas, las complementaremos o las modificares estableciendo nuevos conceptos y esta definición, debe ser explicita, ya que no es conveniente que dejemos conceptos vagamente definidos, para luego no caer en este tipo de errores. Al mismo tiempo, algunos usuarios de la red social Twitter han reportado situaciones llamativas, las mismas refieren a que dicha red social, extrañamente ha empezado a censurar la palabra groomer por considerarlo ,discurso de odio o como se conoce por la comunidad de esta red, hate speech anti LGTB, intentando de alguna forma prohibir la utilización de esta palabra para describir al autor de un delito sexual contra los niños y niñas, con lo cual deberán tener cuidado quienes pretendan utilizarla si no quieren ser censurados o baneados  (restricción de la cuenta) por personas de esta comunidad.

Tal como expresa Santos(1990:169), citando a Guba(1981) “ Es dudoso que alguna vez surjan los criterios perfectos, hasta entonces, será prudente afirmar con humildad que se ha encontrado una nueva y más verdadera senda hacia el camino del conocimiento” por lo que desde la Sociedad Argentina de Trastornos de la Personalidad y Psicopatías –SATP- recomendamos desde el 2019 para el anglicismo conocido como grooming, la utilización de la variable en español, acoso sexual a niños, niñas y adolescentes a través de internet o ciberengaño pederasta, lo que ingles se denomina child grooming. En cambio, cuando nos referimos al victimario, aquella persona que acosa y agrede sexualmente a un niño, niña o adolescente a través de internet, conocido en principio con el anglicismo groomer que puede ser hombre o mujer, adulto o adolescente, que puede ser un solo victimario o encontrarnos con una pluralidad de autores, capaz de utilizar para la captación de la/s víctima/s una red social o realizarla a través de los juegos en red, recomendamos para referirnos a este tipo de agresor sexual, la variable en español Pederasta Digital, tal como fuera denominado en el año 2019, siendo publicado como obra literaria posteriormente en 2020, otra alternativa completamente válida y sin contradicción alguna latente , por sentir que se agrede a un determinado colectivo a la hora de referirnos a un tipo de agresor sexual, en particular.

Pirámide situacional de los pederastas digitales por García Carbone Vanesa

En conclusión, los pederastas digitales vistos como los nuevos delincuentes sexuales del siglo XXI, responderán a una determinada motivación ,dividiéndose según algunas variables analizadas de las cuales se desprenderán , El Pederasta Digital sin fase presencial, aquel que no pasa a un encuentro presencial con la víctima, el delito iniciara y culminará en instancia digital, todo se desarrollará dentro de una comunidad digital, el Pederasta digital con fase presencial, aquel que utiliza internet para captar a la víctima y posteriormente consigue concretar un encuentro presencial con la misma, logrando de esta manera desvirtualizarla, el Pederasta digital cazador, este no es un delincuente tradicional, estamos frente a delincuentes organizados que mueven miles de millones, su objetivo principal es la trata de personas y para ello utilizan las redes sociales como método de captación ,el Pederasta digital explotador, un explotador sexual es alguien que se beneficia injustamente de cierto desequilibrio de poder entre él mismo y una persona menor de 18 de años, con la intención de explotar sexualmente a esa persona, ya sea para sacar provecho o por placer personal, hombres y mujeres adinerados que utilizan el mismo como modus operandi para intentar quebrar, vencer la voluntad y resistencia de las víctimas y así poder abusarlos sexualmente. El Pederasta digital depredador, el más violento dentro del tipo, llega a cometer homicidio y femicidio, el acoso sexual a través de internet conocido con el anglicismo grooming, será el delito iniciador que utilizará para culminar con su fase homicida, donde culminará con su imaginación sádica previa, logrando asesinar a su víctima en no más de 60 días, luego del primer contacto establecido a través de internet.

Por: García Carbone Vanesa, Directora de la División de Criminología y Criminalística de SATP (Sociedad Argentina de Trastornos de la Personalidad y Psicopatías) Investigadora Forense del Observatorio de Cibercrimen y Evidencia Digital -OCEDIC-Docente Universitaria de la UAI, autora del libro El Pederasta Digital y Conferencista internacional.

El Pederasta Digital prólogo Dr.Raul O. Torre, Editorial Trema

Por  García C. Vanesa – Criminóloga y Criminalista, especializada en Perfiles Criminales. Investigadora Forense del OCEDIC (Observatorio de Cibercrimen y Evidencia Digital en Investigaciones Criminales de la Universidad Austral). Miembro del Comité Científico Nacional de la Sociedad Argentina de Trastornos de la Personalidad y Psicopatías –SATP- Coordinadora del área de Criminología y Criminalística de la ONG GROOMING ARGENTINA. Directora del Equipo de Análisis de la Conducta Criminal –GA. Conferencista.