El Impacto de la Inteligencia Artificial en la Pederastia Digital

El oscuro rostro de la IA y una nueva ciberrevolución
La irrupción de la inteligencia artificial es sin dudas revolucionario y de aquí en adelante solo nos queda más y más trabajo para los expertos en seguridad infantil en el ciberespacio, y es que aún hoy en 2023 mientras intentamos que las familias comprendan los riesgos implícitos en ella, como hacerlo cuando a los padres ni siquiera les gusta cuando les mencionamos, de buena manera, que no compartan fotos de sus hijos en las redes sociales. Sobre todo a la luz de investigaciones como la de El Wall Street Journal junto a los investigadores de la Universidad de Massachusetts Amherst en la que destacaron la cantidad impactante de material de abuso sexual infantil existente en la plataforma social de Instagram, propiedad de Meta, sus algoritmos estarían promoviendo este tipo de contenidos a cientos de pedófilos y pederastas.

Sin dejar de mencionar lo que está sucediendo en Suecia, el fiasco con las escuelas digitales, en donde ya se ha comenzado una campaña de desdigitalización masiva en diferentes instituciones educativas debido a los desastrosos resultados biocognitivos por la utilización temprana de la misma. Los hallazgos científicos hablan de un aumento violento de casos de niños con miopía, retrasos en el aprendizaje del lenguaje, en el habla, ansiedad, depresiones, autolesiones, marcado aislamiento que contribuye a que los niños casi no tengan amigos en la vida offline, como el desarrollo de conductas agresivas y peligrosas. Por lo tanto es necesario concientizar además de retrasar la utilización de la tecnología lo más posible para los niños, no se trata de una caprichosa campaña para infundir miedo a las familias, es simplemente toparse con los últimos resultados médicos en todo el mundo.

Sabemos también que la utilización de la tecnología en forma prematura e irresponsable no solo ha ocasionado daños en la salud física y mental de las infancias y adolescencias, ahora al crecimiento exponencial de los ciberdelincuente debemos sumarle la innovación de los diferentes métodos delictivos emergentes y el uso de la inteligencia artificial que provocan estragos a nivel mundial. En consecuencia los pederastas digitales también explotan los avances tecnológicos y es acá donde la inteligencia artificial trasformó para siempre nuestro presente y fututo, permitiéndoles a las computadoras imitar habilidades humanas, teniendo presente que cuando hablamos de inteligencia artificial no referimos a aquellos sistemas informáticos que detectan  un  entorno,  aprender y elaboran decisiones en base a los distintos datos que reciben.

En cualquier caso todas las especies sean o no humanas, incluidos los ciberdelincuentes preocupados por su supervivencia, saben que deberán evolucionar tal como lo menciono en un capítulo anterior, cambiar, mutar. Por ello deberán seleccionar diferentes mecanismos y sobrevivir para no caer en desventaja sobre otros posibles competidores. Esto es ante la incursión de la inteligencia artificial como una variación a lo primitivo, deberán adecuarse y seleccionar nuevas técnicas ampliamente más favorables que las anteriores.


Los pederastas digitales ya no se conformaran con aprender de computación o manejar un simple teléfono celular o tablet, debemos tener en cuenta que esta situación para ellos será dinámica en virtud de cada nuevo avance tecnológico. Dicho de otra forma, en un primer momento debieron aprender a comunicarse con un lenguaje más coloquial para en algunos casos hacerse pasar por otro adolescente de la misma edad y así lograr engañarlos, hoy la inteligencia artificial puede responder por ellos haciéndose pasar por otro niño con una exactitud tal que asusta.

Por consiguiente nos podemos topar con pedófilos o pederastas digitales que utilizaran IA (Inteligencia artificial) para descargar su pulsión, así estos podrán por ejemplo mediante la inteligencia artificial dar vida a un niño o niña en internet y utilizar esta creación para charlar con un niño real del otro lado del mundo, engañarlo y hacerle creer que él también es real, podrán imitar la voz de un niño de 12 años, podrán verse como uno y actuar como uno. Es decir la inteligencia artificial podría lograr que sea imperceptible distinguir un niño real de uno artificial, creado por una computadora.

Conviene subrayar que la inteligencia artificial en manos de pederastas digitales ya se encuentra creando cientos de imágenes de niños no reales, para comercializar como material de abuso sexual contra las infancias o CSAM (siglas en inglés de material de abuso infantil) imágenes de niños ficticios, mezclados con datos o diferentes informaciones que sí sean reales encontradas en las diferentes redes sociales y serán extremadamente realistas. En pocas palabras, estamos frente a una nueva crisis y es que la inteligencia artificial tiene un impacto significativo en la privacidad y seguridad de los niños.

En la actualidad, cada vez es más común que interactuemos con soluciones basadas en IA (Inteligencia Artificial) En la Argentina, la adopción de la IA continúa su crecimiento de manera constante. En 2022, el 19% de las empresas lo implementaron y el 51% lo está explorando, de acuerdo con el Global AI Adoption Index 2022 de IBM y Morning Consult.

En definitiva así como se utiliza en forma positiva y ChatGPT a manera de ejemplo se encuentra programado para no difundir contenido sensible o dar acceso a la Deep web, otras se perciben como algo que puede resultar peligroso, y es que toda acción llevada a cabo por una inteligencia artificial es diseñada y programada por una persona . Esta hace lo que se le ordene sin medir en términos de ética, ni moral, con lo cual en manos equivocadas los resultados siempre estará sujeta a la motivación del programador.