¿CUÁNDO COMENZÓ A UTILIZARSE DENTRO DE LA INVESTIGACIÓN CRIMINAL EL RECURSO CANINO?

Luego en el ámbito de la criminalística, se define como el sistema odorológico a la “huella olorosa”. Se manifiesta a través de secreciones sudoríparas y sebáceas, que son emanadas por el ser humano a través de diferentes glándulas y se impregnan en cualquier superficie o elemento que la persona transite o utilice. El olor también se encuentra en distintos restos biológicos (sangre, saliva, pelo, orina, materia fecal, semen, restos óseos, etc.)

¿CÓMO DEFINIMOS LA VAPORIZACIÓN DE LA IDENTIFICACIÓN DEL OLOR HUMANO? El principio tiene el fin de relacionar la ciencia y el espíritu, construyendo entre cerebro y corazón, en forma de ENERGÍA Y CONSCIENCIA.

Determinamos una fórmula para poder entrelazar el recurso humano y canino como una simbiosis, se genera mediante una vibración que se adapta a la frecuencia de la amplitud de una onda electromagnética, sumado a una emoción única que ambos términos derivan en energía que se encarga de la sabiduría y esto determina un resultado final que une entre sí, en forma de hilos energéticos.

Ajustamos nuestro principio a los ejemplos de la teoría y diferentes análisis de grandes científicos como Isaac Newton, Nikola Tesla, Max Planck, Albert Einstein, también un magnífico genetista como Bruce Lipton.

El cerebro y corazón nos brinda información, esto lo genera el mundo, la cual es un vientre gigante que genera conexiones únicas, las cuales forma un campo energético, desarrolla una conexión en la memoria a través del medio ambiente que crea información de una realidad perceptiva que es el resulto de la simbiosis que se establece con el recurso humano y canino, en diferentes capacidades para poder apreciar el resultado. ¿Cuál es el resultado final? Es cuando el guía pregunta y el perro responde, formando un hilo conductor de mente sobre mente.

Debemos tener un autocontrol del elemento que el perro va a identificar, llamada toma de olor en cantidad y calidad, posteriormente esta resguardado en cadena de custodia. Esta información característica es la que absorbe la neurofisiología olfatoria canina.

Para tener una percepción correcta de esta matriz que define el mundo que genera la información en todo ser vivo relacionando el recurso canino y humano, a la hora de determinar la búsqueda de diferentes elementos en tiempo y espacio, no hay pasado y tampoco futuro, lo que se crea la matriz en nuestra memoria como observadores es el aquí y el ahora. Y esto abre la puerta al fundamento, donde los campos cuánticos en esta teoría ondulatoria y energía, con una frecuencia y vibración a través del medio ambiente esto permite encontrar y determinar elementos únicos de un odorante, el cual el ser humano no lo puede percibir.

Marcos Darío Herrero, Laura Ballester y Candela Mayorga – Especialistas en búsqueda de rastros humanos con recurso canino.